La joyería y la bisutería son los primeros dominios en utilizar el oro. En este sector, la calidad de este metal precioso se define por el número de quilates y su pureza. Descubre aquí la composición del oro de 9 quilates, uno de los más utilizados en joyería.